tecla_esp.jpg

SITIO_-_sergia-medidas.jpg

1
El Papa visitar Turn el 21 y 22 de junio para ver la Sbana Santa
1
Expertos de todo el mundo analizan la Evangelium Vitae en su 20 aniversario
1
Francisco sobre el Snodo de la Familia: Necesitamos oraciones, no chismes
1
El suplemento sobre la mujer del peridico vaticano se distribuir en espaol
 




mobile_photo

Lo primero que quiero hacer en mi reflexión de hoy –día del enfermo- es mandar un abrazo fuerte a todos los que estén pa…

Leer mas...






mobile_photo

Estamos en la semana del ayuno voluntario y este año siento algo muy especial ante esta realidad. Me llega más dentro, m…

Leer mas...






mobile_photo

Ante ti, mi Dios, alzo mi plegaria. No te dirijo ninguna petición, sino que pongo mi vida ante ti para intentar cumpl…

Leer mas...



Feliz Navidad

17 Dec, 2014



mobile_photo

Dentro de ti hay una estrella, oculta, silente, aguardando a desplegar su fulgurante estela en tu entraña, tus sen…

Leer mas...



Imagen del día





Apertura del Centenario de fundación de las Hijas de San Pablo

Apertura del Centenario de fundación de las Hijas de San Pablo
Apertura del Centenario de fundación de las Hijas de San Pablo

 

El 5 febrero de 2015, en el 51° aniversario de la muerte de la venerable. Sor Tecla Merlo, cofundadora de las Hijas de San Pablo, una solemne Celebración Eucarística abrirá el Centenario de fundación del Instituto. La Eucaristía será presidida por S. Eminencia Card. Agostino Vallini, Vicario general para la Diócesis de Roma, en la basílica S. Maria Regina de los Apóstoles en la Montagnola, a las 18.00.

«El centenario es una ocasión para hacer memoria de los prodigios que el Señor continúa realizando en nuestra pobreza y pequeñez... Siguiendo la invitación del Fundador, que siempre nos ha abierto amplios horizontes, desde 100 años estamos en camino para llevar el Evangelio de la alegría y de la paz a través de las formas y lenguajes de la comunicación. Hermanas de todos los continentes, hablamos el lenguaje que el Espíritu ha puesto en nuestros labios y en nuestro corazón, a través del carisma que nos ha donado» (sor Anna Maria Parenzan, superiora general).